¿Problemas cortando piezas termoformadas? Conozca la tecnología TIP

Tecnología TIP

La mayoría de las máquinas termoformadoras operan de la misma manera. La lámina ingresa al equipo , se ablanda en un horno, avanza hacia la zona en la que se moldea, y finalmente se cortan los bordes de la lámina ya termoformada.

Este último paso puede llegar a ser problemático cuando no se cuenta con el equipo correcto. Pero aún mejor que eso es omitirlo por completo con termoformadoras con tecnología TIP ¿La conoces?

TIP (Trim In Place) o corte en el lugar, como su nombre lo sugiere, consiste en realizar el cortado de las piezas termoformadas simultáneamente que se están formando, obteniendo como resultado productos terminados listos para empacar directamente desde la termoformadora.

La empresa alemana GABLER, es el líder en este tipo de equipos, de la que destaca la mundialmente conocida M100. Esta línea de termoformado tiene la capacidad de moldear, cortar, apilar, y empacar 180,000 vasos por hora.

“Específicamente en América, la tecnología TIP puede explotar sus habilidades cuando la tasa de producción es alta. En el pasado, esto no era posible de emplear en líneas de grandes escalas. Nos enorgullece decir que hoy podemos ofrecer la tecnología TIP y sus beneficios a muchas empresas transformadoras” comentó Carsten Stöver, gerente de ventas de GABLER Thermoform.

Una línea como la M100 es extremadamente precisa, y al realizar el formado y el corte en el mismo paso, se consiguen ciclos más rápidos, encadenando la producción con el apilamiento de los productos y su empaque.

La línea M100 es compatible con muchos moldes tipos de moldes, con los que es capaz de producir vasos, platos, clamshells, y demás objetos relacionados a la industria alimenticia.

“La M100 combina alta tecnología y desempeño de punta, con bajo consumo de energía. Una vez más, nos enfocamos en los estándares, diseño técnico, y capacidad de producción.”

Además de una inigualable capacidad de producción, una ventaja de operar una máquina con tecnología TIP, es que prácticamente anula los desperdicios, debido a que su precisión permite tener una perfecta eficiencia en cuanto a los productos terminados, mientras que el rollo de plástico restante permanece en óptimo estado, permitiéndole optar por la reutilización de los sobrantes.

Al operar con una máquina que produce de manera automática, se reduce la fuerza de trabajo necesaria por parte de operadores de producción. Una línea como la M100 sólo requerirá de personal que supervise la ingesta de material y la salida de producto terminado.

A continuación podrá ver de manera más clara el funcionamiento de la tecnología TIP en una GABLER M100.